La masticación en los perros: Beneficios y tipos de masticables

por | Comportamiento canino | 0 Comentarios

La masticación es un comportamiento natural en perros, que realizan desde que son cachorros hasta la vejez.

 

El perro como animal curioso y explorador utiliza la masticación para conocer el entorno que le rodea, por ello es importante que los perros tengan la posibilidad de masticar ya que sino se la proporcionamos nosotros serán ellos los que busquen cubrir esa necesidad, mordiendo en ocasiones cosas que no deben.

Masticación

La masticación en perros cubre un papel fundamental en las necesidades fisiológicas y mentales del perro además de reportar un sin fin de beneficios de los que hablaremos más adelante.

Supongo que sabes en que consiste la masticación, pero si no la conoces no te preocupes, te lo cuento ahora mismo.

¿Qué es la masticación? 

Como comentaba al principio, la masticación es un comportamiento natural en los perros. Tanto los perros domésticos como sus antepasados los lobos practican la masticación durante toda su vida.

Los lobos cubren la parte de masticación en el momento de alimentarse, ya que al alimentarse de presas utilizan sus mandíbulas para desgarrar y romper los huesos. Es poco habitual ver a un lobo mordiendo un palo o un objeto que no sea alimenticio ya que tienen esa necesidad cubierta.

Los perros domésticos por el contrario, como suelen llevar una alimentación procesada ( pienso)  no cubren esa necesidad en el momento de alimentarse, por eso debemos ser nosotros quienes les facilitemos la masticación para evitar que muerda cosas que no debe.

Sabiendo ya en que consiste la masticación, vamos hablar de los beneficios que reporta a los perros.

 

Beneficios de la masticación en los perros

La masticación es un comportamiento necesario en los perros, por ser una necesidad natural y por los beneficios que le reporta.

  • En cachorros les ayuda a descubrir el mundo que les rodea ( formas, texturas, sabores…) . También les ayuda a paliar el dolor de las encías cuando se encuentran con el cambio de dientes.
  • Les ayuda a combatir el estrés. Al masticar segregan hormonas como serotonina y dopamina, neurotransmisores que apoyan una buena salud mental.
  • Es un gran aliado contra el aburrimiento o para perros destructores.
  • Tiene un efecto anti-frustración. En este punto se debe valorar a cada individuo, para ver como gestiona el momento de masticación. No te preocupes hablaremos de ello mas adelante.
  • Ayuda a la relajación. Hay perros que cuando se sobrexcitan o están nerviosos, canalizan ese nerviosismo a la masticación de un objeto ayudándole a relajarse.
  • Fortalece los músculos del cráneo.
  • Ayuda a mantener una buena salud dental, combatiendo el sarro.
  • Quema un exceso de energía al canalizarla en la masticación.
  • Es un buen indicador de problemas de salud dental. Si tu perro mastica de forma habitual y de un día para otro deja de hacerlo puede que tenga algún tipo de problema dental.

Como ves todo son bondades en la masticación por eso te animamos a ofrecer a tu perro algún momento de masticación durante el día.

 

Tipos de Masticables para perros

En el mercado encontramos infinidad de masticables, y cada uno tiene unas características diferentes (formas, texturas, durezas, etc) al igual que su función.

Vamos a diferenciarlos por masticables blando o snacks, masticables duros o recreativos y juguetes masticables.

Masticables blandos o snacks

Los masticables blandos son aquellos que el perro puede romper he ingerir con relativa facilidad. Se puede llegar a considerar más un snack que un masticable, pero algunos requiere que el perro invierta un tiempo mordiendo para poder terminarlos.

Masticables naturales para perros

Este tipo de masticables puede ser ideales para perros senior o perros que tienen un nivel de frustración bajo, también para perros que se cansan rápidamente de masticar.

Estos tipo de masticables aparte de todos los beneficios que implica la masticación también tiene un aporte nutricional que debemos de tener en cuenta para compensar con su alimentación.

 

Masticables Duros o recreativos

Los masticables duros, cómo su propio nombre indica son de mayor dureza, impidiendo así que el perro no pueda romperlos con facilidad e ingerirlos. Este tipo de masticables es recomendable dejárselo un rato y luego retirárselos para que el perro no llegue a frustrarse.

Aunque suelen tener un precio mas elevado que los blandos suelen durar bastante tiempo. A mi personalmente las astas de ciervo me duran semanas o incluso meses.

Este tipo de masticación también aporta nutrientes, pero menos que la masticación blanda ya que ingieren menos cantidad.

masticables naturales para perros

Huesos naturales 

Aparte de conseguir masticables en tiendas especializadas para mascotas, también podemos recurrir a las supermercados o carnicerías donde podemos conseguir masticables naturales, como huesos de rodilla de vacuno o tuétanos.

Este tipo de huesos se dan mucho en la dieta cruda o Barf, y son huesos que se utilizan para que el perro tenga momentos de masticación de manera recreativa. Estos huesos al ser frescos y no llevar ningún tipo de tratamiento natural, es recomendable congelarlos durante al menos 72 horas para matar todo tipo de parásito o bacteria.

huesos naturales recreativos para perros

Juguetes para masticar

No podemos olvidarnos de los juguetes que también son una buena opción para la masticación de nuestros perros. En ocasiones cuesta más que el perro se motive por el juguete ya que no tiene ningún tipo de sabor. Pero en su favor contamos con juguetes de diferentes texturas, tamaños, olores

Hay algunos juguetes que nos permiten meter premios en su interior o algún tipo de pate o lata húmeda, para motivar al perro a que tenga que chupar o morder para poder obtener el alimento.

Juguetes para masticar perros

Este tipo de juguetes también puede ser una buena opción para ofrecer masticación a los perros, sobre todo para las personas que tienen reparo a dar huesos a sus perros por el miedo de que se puedan sufrir algún tipo de accidente.

Un punto a favor de los juguetes es que podemos encontrarlos de diferentes tamaños, texturas, durezas… y  cachorros o perros senior.

Recientemente en las tienda venden palos de madera para que el perro pueda morder. Puede parecer absurdo comprar un trozo de madera, cuando en la montaña o e el parque hay cientos de ellos.

Una característica de estos palos es que son de maderas duras como el olivo o la parra, con lo que apenas sacan astillas que es una de las razones por la que los palos pueden llegar a se peligrosos para ellos.

 

¿Cuántos masticables puedo darle a mi perro?

No existe una regla que nos diga cuantas veces tenemos que dar masticación a nuestro perro, ni durante cuanto tiempo. Lo ideal es valorar a cada individuo, conocer sus necesidades y adaptarnos a ellas.

Para que os hagáis una idea, 4 o 5 veces por semana seria una buena media para ofrecer masticables a nuestros perros alternando entre masticables blandos, masticables duros o juguetes.

La duración depende un poco de cada perro y del tipo de masticable que le demos. Si se tratan de masticables blandos, es raro que tarden más de 10 o 12 minutos en terminarlos y si son duros podemos dejárselo durante 10 minutos y progresivamente ir aumentando el tiempo.

Pero como comentaba lo mejor es valorar las necesidades de cada perro. Yo suelo dar entre 4 o 5 días por semana, pero en ocasiones les proporciono más veces por semana o incluso varias veces al día si es necesario.

Para los que dejáis un masticable duro a vuestro perro y luego sudáis la gota gorda para quitárselo, bien porque sale corriendo con el,  os enseña los dientes, gruñe o incluso os intenta agredir, os dejo este post «Mi hueso, mi tesoro» Posesión de recursos para que entendías un poco mejor el comportamiento.

De todas formas, si tenéis problemas problemas con este tema podéis poneros en contacto con nosotros por correo electrónico.

 

Conclusiones

El tema de la masticación ofrece a veces una gran controversia ya que existen dos bandos sobre todo con respecto al tema de dar huesos. Por un lado encontramos a los que están a favor de dar huesos y por otro lado nos encontramos a los que están en contra por considerarlos demasiado peligrosos.

Partiendo de la premisa de que los huesos tienen que ser siempre frescos, y con frescos me refiero a que no estén cocinados que es lo que los convierte en peligrosos, yo soy del bando de ofrecer masticable duros (huesos) a los perros. Además este tipo de huesos a lo no estar procesados suelen ser una perfecta opción para perros alérgicos, aunque por supuesto habría que valorar cada caso individualmente.

En mi experiencia nunca he tenido ningún problema con mis perros o con otros perros que nos visitan en la guardería, y ver como disfrutan masticando, no tiene precio. Si nos paramos a pensar los piensos para perros son relativamente nuevos (» En 1957 la empresa Ralston Purina fabricó el primer producto extrudizado para perros y lo llamó Dog Chow, que todavía se puede encontrar disponible a nivel mundial «) llevan poco mas de 50 años. Por lo que debemos tener en cuenta como se han alimentado los perros a lo largo de todos los años previos. Anterior a la aparición de los piensos, los perro se alimentaban de las sobras de las comida y de lo que sobraba en las antiguas matanzas basando su dieta principalmente en la ingesta de huesos y desperdicios no útiles para el humano.

Con esto no queremos decir que nuestro perro sea un cubo de basura sino hacer ver que fisionómicamente está preparados para ello, aunque por supuesto es importante escoger el tamaño y tipo de hueso apto para nuestro perro teniendo en cuenta su edad, tamaño, tipo de mordida y supervisar siempre para evitar incidentes.

Con los palos ocurre un poco lo mismo, yo no tengo problema en que mis perros muerdan palos. Ellos no se los comen solo los muerden y el tema de las astillas nunca hemos tenido ningún problema, si comentar que alguna vez me he encontrado alguna astilla en las heces. Esto también depende de cada perro, ya que algunos si tienden a comerse los palos y en estos casos puede llegar a ser realmente perjudicial.

Para concluir os dejo enlace a una de nuestras tiendas de confianza  «Tres trufas» en la que podéis comprar masticables naturales y de buena calidad para perros.

Espero que os haya gustado el post de esta semana y que disfrutéis viendo a vuestros perros masticar 😜.

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El envío del presente formulario implica que ha leído y acepta nuestra Política de Privacidad y Protección de Datos.

tres × cinco =

Apúntate a nuestro Newsletter

No te pierdas ninguna novedad en nuestro Blog,
además suscribirse a nuestro boletín, tiene premio.

Pronto regalaremos a todos nuestros suscriptores un Ebook muy interesante.

Post Relacionados:

Comunicación canina: El juego del teléfono escacharrado

En el post de hoy hablamos de algo tan importante como es la comunicación con nuestros perros, un tema del que ya hemos hablado en post anteriores pero no desde el punto de vista desde el que hoy os lo presentamos. En el post de hoy concretamente vamos a hablar sobre el código de comunicación que cada uno empleamos con nuestro perro y las distorsiones que se pueden crear si dentro de la unidad familiar no utilizamos el mismo código de comunicación.

leer más
×