Favorecer la calma en los perros

Vivimos en un mundo en el que queremos todo rápido y corriendo, en el que estamos inmersos en una gran bola de estrés y no dedicamos ni 5 minutos a pararnos y rebajar el ritmo. Pero luego nos enfadamos con nuestro compañero canino cuando no sabe comportarse como nosotros queremos o como pensamos que debería comportarse.

Quizá nunca te hayas parado a pensar que el perro es tu vivo reflejo ¿O quizá si? Él imita tu ritmo de vida, o mejor dicho, se adapta.

Cada día vemos uno de los extremos, el que baja a la calle y deprisa a un paseo de 5 o 10 minutos para que el perro realice sus necesidades o el extremo contrario, durante una hora le dejamos hacer cuanto quiere sin interactuar demasiado con él en el parque canino.

¿Os habéis planteado en algún momento en bajar a la calle con vuestro perro y simplemente estar sentados tranquilamente en un banco o en el césped? Simplemente relajarse y disfrutar del silencio, o escuchar los pájaros cantar o dedicar ese rato para leer un libro…

Vemos demasiado a menudo personas “entrenando” perros. Decimos entrenando porque pareciera que los estuvieran preparando para los juegos olímpicos. “Tiene que estar activo” “necesita correr” “para que no se aburra hay que ejercitarlo físicamente”, son algunas de las cosas que podemos escuchar casi en cualquier parque canino. No es necesario que el perro esté en constante movimiento, el perro no se aburre. Podemos dedicar tiempo a realizar un paseo tranquilo con la correa o suelto, sin tener que ir acelerado, disfrutar del paseo, dejarle olisquear y conocer el entorno también es muy estimulante para ellos y además muy necesario.

Hacer que nuestro perro esté en constante movimiento, enseñarle a estar continuamente corriendo o persiguiendo una pelota puede volverlo un perro neurótico y desarrollar de ahí ciertos problemas de comportamiento derivados de la subida de los niveles de estrés. (Te puede interesar: El estrés en los perros)

Por eso siempre recomiendo realizar con nuestro perro actividades que favorezcan la calma en el perro, para que luego sepan estar tranquilo en las situaciones que lo necesitemos.

Podemos utilizar el tiempo del paseo para realizar alguna actividad tranquila con nuestro cánido como por ejemplo un juego de olfato. (Te puede interesar: Paseos de calidad: Caminando juntos hacia la felicidad)

También se puede entrenar la calma con nuestro perro, aquí os dejo el enlace a un vídeo para que le echéis un vistazo.

En conclusión, se trata de realizar diferentes actividades con nuestro perro. Favorecer actividades tranquilas y los estados de calma, enseñarle a poder estar en presencia de otros perros sin necesidad de tener que estar siempre en constante movimiento. No se trata sólo de bajar al parque y convertirnos durante una hora en un lanza pelotas sino dedicar tiempo de calidad a estar e interactuar con nuestros peludos.

Te puede interesar: Trabajando el estado de calma en la calle, La comunicación verbal y no verbal, Estimulación mental en perros: Juegos mentales, Cosas que hacemos mal en el parque con nuestros perros

Anuncios

Tu opinión es para nosotros lo más importante, déjanos tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s