Perros y Petardos: Grandes enemigos

perro-auriculares¿Qué crees que tu perro haría durante las navidades? Pues seguramente buscar el sitio más escondido de la casa, cubrirse con una manta, ponerse unos cascos y centrarse en pensar que no hay nada más a su alrededor.

Durante estas fechas navideñas es muy típico encontrar a niños y adultos disfrutando de las luces y sonidos de los petardos. Sin embargo quizá sólo los que tenemos perros o animales en casa veamos en ésta práctica la peor de las “torturas”.

El estruendo que emiten los petardos aterra a muchos perros, normalmente porque es un ruido tan fuerte que no son capaces de gestionar, desconocen de donde proviene y temen que algo malo ocurra, en otras ocasiones aún peores han sufrido alguna experiencia traumática con ellos. Por tanto son con estas situaciones con las que se les disparan los niveles de estrés.

El estrés es una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante.

Las situaciones de estrés en los perros pueden ser un serio problema que amenace la integridad física del perro y el bienestar general tanto del animal como de sus dueños. Estos problemas, mayoritariamente, corresponden a un desequilibrio neuroquímico desencadenado por elevados niveles de ansiedad.

La ansiedad bloquea los mecanismos de aprendizaje, haciendo al animal ineficiente en las respuestas y más susceptible aún a la ansiedad, generándose un círculo vicioso.

Os dejamos a continuación una serie de pautas para afrontar de la mejor forma estas fechas:

  EN LA CALLE

  • Busca horarios de paseo. Aprovecha las horas de menos actividad y afluencia de gente para sacar de paseo a tu perro por ejemplo por la mañana temprano a última hora de la noche…
  • Reduce si es preciso el tiempo de paseo. Es mejor salir lo justo y aprovechar en casa para hacer algún juego de olfato, que arriesgarnos a salir demasiado tiempo y encontrarnos en una situación comprometida.
  • Desplázate: Coge el coche y vete a algún lugar tranquilo lejos de la ciudad donde tu perro pueda correr y estimularse sin peligro ni temor.
  • Extrema las precauciones de seguridad. Si tienes un perro muy miedoso y existe el riesgo de que al escuchar un estruendo salga corriendo ¡NO LO SUELTES!. Asegúrate de utilizar un arnés o collar, el arnés en principio nos dará mayor seguridad, adecuado a tu perro. Si fuera necesario puedes utilizar incluso dos puntos de control para mayor seguridad. Comprueba el estado de los cierres para asegurar que no estén deteriorados y procura utilizar una correa larga para que tenga más espacio.
  • Identifícalo. No olvides llevarle su placa identificativa para que en caso de que se perdiera fuera más fácil localizarte. Además el chip será obligatorio que lo lleve revisa que los datos de contacto son los correctos, si has cambiado de teléfono y no lo has actualizado no podrán contactarte si se pierde.
  • De vuelta a casa. Si una vez has salido de paseo, suena un petardo y tu perro quiere irse a casa, llévalo incluso aunque no haya hecho sus necesidades. Con el susto lo más probable es que no las haga y continuando el paseo sólo aumentaremos los niveles de estrés. Llévalo a casa y pasado un rato cuando ya se haya relajado prueba de nuevo. Así él confiará en ti.

EN CASAperro_asustado

  • Deja que escoja  el lugar en el que quiera estar. En esos momentos de pánico el perro puede ver como sitio seguro esconderse debajo de la cama o detrás del sofá, puedes dejarle allí una cama para su comodidad.
  • Cierra las ventanas y genera ambiente. En los días de más pirotecnia, mantendremos las ventanas cerradas y las persianas bajadas para intentar amortiguar el ruido. Utiliza la televisión, la radio o música para camuflar el ruido.
  • Cuando el perro se asuste tú mantén la calma. Es importante no darle más importancia para no intensificar las emociones. En un estado tranquilo y relajado le llevaremos hasta un lugar seguro. No le hables ni acaricies, sólo reforzarás su miedo.

Si estos pequeños “trucos” no funcionan tendríamos que pasar ya a técnicas mas complejas las cuales tienen que ser aplicadas por profesionales. Aunque como casi siempre lo mejor es una combinación de varias y a cada caso puede que le vaya una técnica mejor que otra, así que todo esto tiene que ser llevado por un especialista.

Si los niveles de estrés de nuestro perro debido al miedo de los petardos pudiera suponer un riesgo para su salud sería recomendable hablar con el veterinario para la posible inclusión de un tratamiento farmacológico.

  OTRAS ALTERNATIVAS

También hay algunos remedios naturales o menos adversivos que pueden ayudar a nuestro perro a pasar de la mejor forma estas fechas.

  • Flores de Bach. Consiste en una combinación de  diferentes plantas, para crear remedios naturales, que ayudan al perro a superar diferentes situaciones negativas para él. Son un total de 38 flores, que según su combinación nos pueden ayudar en diferentes situaciones o estados emocionales. La terapia de las flores de Bach se desarrollada hace más de cincuenta años por el médico e investigador inglés Edward Bach, es uno de los fenómenos más interesantes de la medicina alternativa contemporánea. Está basado en un concepto ausente en la medicina clásica: la relación entre el alma humana y la manifestación de la enfermedad, que tiene en cuenta el elemento psíquico de esta. La medicina dominada por la química y la tecnología puede ser capaz de eliminar los síntomas de la enfermedad, pero no sus causas: aumenta el conflicto entre el alma y el cuerpo y la curación se hace imposible.

Nosotros personalmente lo hemos probado con Pipi, una de nuestras perras y hemos de decir que fue de gran ayuda, o le quitó el miedo pero le ayudó a gestionarlo mejor y sobrellevar menos traumáticamente las navidades.

  • Difusor de feromonas DAP. Es un aparato que a primera vista parece un ambientador de enchufe de los que podemos tener por casa; aunque también los venden en un formato tipo collar antiparasitario. Tanto el difusor como el collar, lo que contiene son feromonas. Las feromonas son sustancias químicas que miembros de una misma especie usan para comunicarse. Estas sustancias tienen la particularidad de inducir cambios en el comportamiento de los individuos que tienen contacto con ellas. D.A.P. es la versión sintética de esta feromona. Se recomienda su uso para el control y la gestión del miedo y de los comportamientos relacionados con el estrés como puede ser la ansiedad por separación, las fobias (fuegos artificiales, tormentas), etc.
  • Camiseta Thundershirt. El diseño de Thundershirt “La Camiseta Anti ansiedad”, aplica una suave y constante presión en el torso de tu perro, la cual crea un increíble efecto calmante para muchos perros. “La Camiseta Anti ansiedad” no requiere ningún entrenamiento previo para que sea efectivo. Muchos perros muestran una reducción o eliminación de los síntomas con el primer uso (eliminación de temblores, jadeos, etc.)
 
Rubén Manzano                                                                                   
Educador canino y técnico en TAA
 
 
 Te puede interesar: Situaciones de estrés en los perros: La pirotecnia, Peligros de la navidad para nuestros perros
 
 
Anuncios

One thought on “Perros y Petardos: Grandes enemigos

Tu opinión es para nosotros lo más importante, déjanos tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s