La adolescencia en el perro

adolecente_perroEl pasado fin de semana tuve el placer de asistir al seminario “El perro adolescente” de Mas Que guau impartido por Santi Vidal y Eli Hinojosa. Fue gratificante rememorar y aprender la importancia de esta etapa en la vida de nuestro perro y caímos en la cuenta de que no teníamos en nuestro blog ningún artículo que hablase de dicha etapa. Por ello en memoria a ellos vamos a tratar este tema.

La adolescencia es la transición entre la etapa de cachorro y la madurez. Dura desde las 16 semanas hasta los 24 meses, aunque en esto influyen factores como el tamaño, el sexo y la raza.

La adolescencia junto con la etapa de cachorro constituye una de las etapas más importantes en la vida del perro. El entorno potencia los genes que van a marcar su carácter en el futuro.

Todos los perros adolescentes tienen miedo ante las nuevas situaciones y esto tendrá como respuesta el estrés. El exceso de atención en los perros y no permitirles explorar y gestionar por ellos mismos las nuevas situaciones provocará perros más inseguros y miedosos.

La sobreexcitación, la sobre estimulación y el exceso de atención provocará perros más nerviosos, inseguros y dependientes.

En la naturaleza las madres dejan a los cachorros explorar y conocer el mundo por ellos mismos, por ello es importante que permitamos a nuestro perro tomarse el tiempo que necesite para explorar y afrontar nuevas situaciones sin forzarle ni intentar acelerar estos procesos cognitivos. Con esto haremos de nuestro adolescente un perro más seguro y con mayor autoconfianza.

Siempre que se habla de cachorros o adolescentes predominan consejos como “debes ejercitarle” “sacarlo a correr” “tienes que estimularle” … sin embargo nunca se habla de la importancia del descanso, igual o más importante si cabe. (puedes leer más sobre esto en nuestro perriartículo “Importancia del descanso en los perros”

La estimulación en el adolescente es buena pero la sobre estimulación es contraproducente. El ejercicio moderado es adecuado, pero no deberíamos ejercitar a nuestro perro más de la cuenta ya que sus articulaciones y huesos aún están en desarrollo y por tanto podríamos causarle dolor. Por ejemplo los niños que juegan al fútbol lo hacen por períodos más cortos que los adultos por ello sería importante tener esto en cuenta a la hora de ejercitar a nuestro perro aún en desarrollo

Durante esta etapa deberán aprender a comportarse mejorando el autocontrol y sus habilidades sociales. El trato del humano es clave para conseguir un perro equilibrado por ello deberemos dejarlos actuar sin intervención y en aquellos casos en los que sea imprescindible intervenir lo haremos añadiendo lo menos posible y evitando los castigos que solo incentivarán el miedo.

perros-jugandoEn el juego entre adolescentes deberemos medir el tiempo no dejándolos jugar durante demasiado tiempo seguido para evitar una sobreexcitación y conductas no deseadas. Deberemos intervenir cuando ellos mismo no sepan autorregularse, cuando haya hostigamiento hacia alguno de los perros o cuando haya falta de comunicación entre ellos. Son signos de sobreexcitación cuando desaparece la escucha o cuando no son capaces de atender un premio apetitoso, en estos casos habría que detener el juego por ejemplo comenzando un paseo.

A veces confundimos el ir al parque y permanecer allí durante una hora dejando a nuestro perro hacer y deshacer con un paseo de calidad, pero esto lo trataremos en otro perriartículo.

Las normas y límites serán imprescindibles para que de adulto tengamos un perro socialmente aceptado ya que son la base de la convivencia y mejoran el autocontrol. Los límites deben ser coherentes y habrán de establecerse poco a poco y de forma amable con el perro. No podemos pretender marcar una norma y que en el mismo instante el perro la lleve a cabo, deberemos enseñarle poco a poco a respetar estos límites, ser constantes y hacerlo sin castigos ya que ello solo reforzaría el miedo que como hemos dicho es una emoción propia de los adolescentes.

La adolescencia es una etapa muy moldeable por ello si durante esta edad surgen problemas de comportamiento graves será importante poner remedio antes de que dicha conducta esté más arraigada ya que será más difícil de tratar, para ello busca siempre buenos profesionales cuyo trabajo tenga como base el respeto. (Te puede interesar “Pautas para elegir un buen educador canino”)

En definitiva deberemos revisar y moderar los niveles de estrés, ser un buen referente, dedicar tiempo a estar con perros adultos equilibrados, dedicar tiempo a realizar actividades tranquilas con otros perros de su edad, evitar situaciones de competitividad, dedicar tiempo a realizar paseos de calidad, poner límites, enseñarles autocontrol, dejarlo experimentar, no sobre proteger, no sobreexcitar, no enfadarnos, fomentar la comunicación con nosotros y otros perros, cuidar el estado físico del perro, facilitar la masticación, revisar los modelos de juego y evitar el hostigamiento.

Esperamos que os haya gustado y os haya sido de interés, si ha sido así no olvides darle a Me Gusta, dejarnos un comentario y compartirlo en las redes sociales.

Hasta la próxima perriamig@s.

Thais Ortiz
Aprendiz de perro

Te puede interesar: “Estimulación mental en perros”: “la estimulación de cachorros y sus beneficios”“El estrés en los perros”; “Etapas en el desarrollo del perro”

 

 

Anuncios

2 thoughts on “La adolescencia en el perro

Tu opinión es para nosotros lo más importante, déjanos tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s