Historias Perrunas: Boli el “perro guardián”

Aunque hoy es domingo y no sábado a más de uno le gustará leer una nueva historia perruna. Una historia más que aunque no tenga el mejor de los comienzos si tiene el mejor de los finales. Paola nos cuenta como Boli llegó a la familia y también ahora forma parte de la nuestra como nuevo huésped de nuestra guardería canina.

boli“Boli estaba en una nave industrial atado como “perro guardián” (algo que no entiendo, pero aún menos cuando estos perros ven un ser humano y lo único que hacen es pedir mimos…). Se ve que en días de vacaciones el perro no recibía ni comida, ni agua. Una vecina lo denunció. Yo llevaba un año sin mi anterior perro que murió y me costaba mucho pensar que podía querer tanto a otro (una estupidez por mi parte) pero aún así miraba siempre en las protectoras de animales. Un compañero me comentó lo ocurrido, me enseñó las fotos, cara tierna, ojos caídos de tristeza, con 5 años de edad ya no lo iba a querer nadie, y me fui corriendo a conocerle al día siguiente. Me presenté en la protectora y ahí estaba…muy delgado, con calvas en las caderas de haber estado atado y tumbado todo el rato, el pelo era estropajo pero esa cara!!

Enseguida me acerqué y apoyó el lomo en mis piernas para que le acariciara. Le comenté a la protectora mi situación, vivo en piso pequeño y le esperan paseos por la ciudad, estará bien?y me contestó que ese perro no necesitaba un jardín para correr, solo cariño. No lo dudé! Se vino conmigo ese mismo día! Me informe de que alimentación especial necesitaría para recuperarse tanto muscularmente como para la piel, pero fue estar una semana en casa y el pelo le creció y brilló, corría todo lo que quería, al levantarse las patas traseras respondían! Y el gesto de la cara ya no tenía nada que ver. Desde esos días Boli ha creado un vínculo conmigo espectacular, al principio no se separaba de mi incluso si iba suelto por la calle, hasta que no llegara de trabajar ni bebía agua ni se separaba de la puerta de entrada, cosa que me preocupaba, pero con el tiempo se relajó y tomó más confianza, creo que ya no tenía el temor a ser abandonado otra vez. Con el tiempo vi que tuvo que estar con una familia que finalmente se cansaría de el, estaba totalmente educado para hacer sus cosas fuera de casa, sin subirse a los sillones… Siempre aconsejo a todo el mundo que no hace falta comprar el cachorrito mono, hay perros adultos en las protectoras que te van a agradecer todos los días que estés con ellos.”

Y así es, los perros más agradecidos son aquellos perros adultos que saben lo que es sentir falta de cariño, que saben lo que es no tener un hogar o un plato de comida cada día, estos son los perros más fieles que podremos encontrar por ello desde De Perro a Perro apoyamos y apoyaremos siempre la adopción responsable.

¿Quieres contarnos la historia de tu perro? ¿Cómom os conocisteis y cómo surgió el amor entre vosotros? Escríbenos a info@deperroaperro.es y cuentanos vuestra historia perruna. ¡PARTICIPAR ES GRATIS!

Descubre otras Historias Perrunas


Anuncios

Tu opinión es para nosotros lo más importante, déjanos tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s