Historias Perrunas: Jara la “Milleches”

Ya estamos aquí con una nueva Historia Perruna, hoy os vamos a contar como Jara encontró a su familia. De hecho antes de que su familia de acogida decidiera quedársela definitivamente nosotros nos planteamos en adoptarla, pero dado que Pipi había llegado hace solo unos pocos meses a nuestra casa y estaba en plena adaptación no pudimos acogerla aunque su primer encuentro fue amistad a primera vista jejje.

Jara+historias+perrunas“Buenos días!!!
Hoy os cuento la historia de nuestra Jara, y digo nuestras porque por un momento estuvo en vuestras cabezas el adoptarla 😉
Jara es una mestiza de esas que llamaríamos “milleches”, tiene algo de podenco, algo de beagle, algo de cualquier cosa aunque su rasgo distintivo son esas extrañas orejas que tiene y que la hacen tan especial. También tiene unos ojos preciosos que transmiten inteligencia y fidelidad.
Para mí, simplemente, es preciosa!
La historia de Jara comienza en  un pueblo de Guadalajara, en fiestas, donde unos chicos la recogen porque vagaba sola con 5 mesecitos por un parque. Estos chicos la metieron en su “peña” para protegerla y acto seguido se pusieron en contacto conmigo para ver si podíamos buscarle un hogar.


Antes la llevaron a un veterinario donde se miró si tenía chip, que lo tenía, y donde se pusieron en contacto con su “dueña”, persona que dio largas para ir a recogerla y finalmente dijo que se la regalaba a quién la quisiera.
Cuando llegó a casa nuestra intención no era quedárnosla, era buscarle un hogar, pero no llegó ese hogar y eso que Jara salió pidiéndolo incluso en la “tele” gracias a un familiar nuestro.
Nadie, nadie se interesó por Jara.
Y ahora empieza lo bueno, viendo que Jara se quedaría en casa me puse en contacto con la anterior dueña, de nuevo, para que me diese la cesión y poder ponerla a nuestro nombre pero no iba a ser tan fácil. De nuevo me dio largas, tantas que tuve que plantarme en un cuartel de la Guardia Civil a poner denuncia por abandono, con tan buena suerte que el Guardia que me atendió era un gran amante de los animales y él mismo se encargó de llamar a ésta buena señora, informándola de que se le iba a poner una denuncia y de que la única manera que tenía de evitarlo era,  palabras textuales, “ir en media hora a la clínica veterinaria X y firmar allí la cesión”
Antes de salir del cuartel me dio su número de teléfono personal por si no aparecía ir a buscarla a su propio domicilio…. me quedé un poco loca pero agradecí el gesto.
A la media hora, efectivamente, llegó allí la “señora”, con una sonrisa de oreja a oreja (se la habría borrado de un bofetón), me dijo que ella no abandonó a Jara, que es que Jara se escapaba y la tenía harta.
Total, que me firmó la cesión y se marchó, y entonces fue cuando me enteré de la verdadera historia de Jara, hasta entonces Sara.
Jara nació en la perrera donde fué adoptada con 2 meses, abandonada con 5 y por suerte recogida antes de que sufriera algún accidente o cualquier otra cosa, porque Jara es una perra cariñosísima que no extraña a nadie.
Jara nos llegó con una infectación tan grande por parásitos que hubo que hacerles 3 ciclos seguidos de desparasitación con diferentes principios activos, tenía Giardias y Coccidios que son dificilísimos de exterminar.
Jara es muy lista, muy cazadora, terriblemente letal para ratones, pájaros, ratas, etc… e increíblemente cariñosa con los gatitos que han pasado por casa.
Pero sobretodo es una zalamera que conquista a todo el que la conoce, es cierto que ha sido escapista, tuvimos que reforzar todo el perímetro de la parcela, nuestra casa parecía una chabola poniendo palets y maderas por toda la valla, y aún así no era suficiente, siempre parecía encontrar un hueco. Pero eso ha cambiado, ya incluso podemos dejar la puerta abierta que si no la dices que salga, ella no sale, todo pasaba por darla confianza, estabilidad, educación y grandes raciones de comprensión.
Tengo una anécdota en casa de Thais y Rubén pero prefiero que la cuenten ellos.
Espero que os haya gustado la historia de Jara.

Besos”

Ya os contaremos que consiguió Jara estando en nuestra casa jejje. El próximo sábado os esperamos con una nueva historia perruna, cuéntanos la tuya en info@deperroaperro.es y compártela con nuestros lectores.

Hasta la próxima perriamig@s.

Descubre otras Historias Perrunas

 

Anuncios

Tu opinión es para nosotros lo más importante, déjanos tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s