Desmenuzando un comportamiento: aprendizajes complejos

perro tumbadoEn muchas ocasiones no vemos el resultado final de un comportamiento nuevo cuando empezamos a entrenarlo. Con esto no me refiero a ver el resultado final de la conducta perfecta, o lo que nosotros consideramos como perfecta.

Cuando enseñamos a un perro por primera vez un sentado podemos recrear en nuestra mente el comportamiento final, ya que el perro realiza toda la acción completa.

En algunos casos con perros más tímidos o miedosos tenemos que fraccionar el comportamiento  en varios criterios o fases, como puede ser que simplemente  siga el trozo de comida cuando guiamos con la mano por encima de su cabeza.

En comportamientos más complejos tenemos que fraccionar la conducta en varios pasos.

Por ejemplo, si lo que deseamos es enseñar a nuestro perro a irse a su cama y permanecer en ella a nuestra orden, deberemos previamente desmotar este ejercicio, como si de desmenuzar un trozo de pan se tratase, en varios pasos diferentes para enseñar poco a poco y alcanzar finalmente la conducta deseada. En este caso los pasos que seguiríamos serían los siguientes:

  • Curiosidad: Lo primero que debemos conseguir es que le corra curiosidad el lugar donde permanecerá, como puede ser su cama. Familiarizarlo con ello será el inicio de la conducta final que deseamos enseñar.
  • Investigación: Lo siguiente sería ir reforzando poco a poca las diferentes conductas que nos llevarán al planteamiento final, que permanezca en su cama y vaya a ella a nuestra orden. Por ello iremos reforzando el simple hecho de que investigue el sitio, que lo huela… etc. Para ello podremos entregar directamente o tirarlo sobre la cama algún premio para perros o cualquier otra delicatesen.
  • Reforzar: El siguiente paso sería conseguir que poco a poco vaya pisando con alguna de sus patas el lugar hasta conseguir que lo haga con todas ellas, reforzaremos igual que en el paso anterior.
  • Dar seguridad: A continuación, reforzaremos que permanezca en el lugar bien sentado o tumbado permaneciendo nosotros cerca de él en todo momento.
  • Afianzar: Y por último, tendríamos que conseguir alejarnos poco a poco del sitio , empezando por desaparecer durante unos pocos segundos e ir ampliando poco a poco el tiempo.

Finalmente uniremos todos los comportamientos y le pondremos nombre a la conducta, como puede ser a tu sitio; a tu cama…

Obviamente el nivel de aprendizaje de cada perro es diferente, por ello algunos necesitarán más pasos a seguir que otros antes de alcanzar la conducta final, al igual que el tiempo necesario para enseñar a cada uno diferentes comandos puede variar mucho. Lo que si hay que tener en cuenta es que cuanto mayor nivel de concentración tenga nuestro perro, y cuanto más familiarizado esté con el trabajo más fácil resultará enseñarle diferentes habilidades.

Esto es sólo el ejemplo de este comportamiento, pero comentaba anteriormente con los más complejos debemos de fraccionarlo para poder enseñárselo al perro.

Al fraccionar el comportamiento la conducta final tendrá una mayor consistencia y un aprendizaje más duradero en el tiempo. Por lo que en muchas ocasiones dependiendo de la consistencia y fiabilidad que deseemos de un comportamiento, podemos optar por fraccionarlo para obtener mejores resultados.

 

Rubén Manzano

Educador canino y técnico en TAA

 

Anuncios

Tu opinión es para nosotros lo más importante, déjanos tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s