Conductas problemáticas, aprender a identificarlas

     Conducta problemática, verdadera o falsa?En muchas ocasiones escucho a personas quejarse de algunos comportamientos de su perro que no le gustan, o no le parecen correctos. Tenemos que distinguir cuando un comportamiento es normal para un perro o no; y muchos de los comportamientos de los perros que no nos gustan son propios de su especie.

Por ello dentro de esos comportamientos, debemos considerar su nivel de “comportamiento no deseado” o “no correcto”.

Conductas normales para el perro. Son aquellas conductas normales dentro de la edad y la raza. Por ejemplo es obvio que un cachorro durante los primeros días realice sus necesidades dentro de casa, hasta que comencemos a enseñarle donde es el sitio adecuado; al igual que el perro mayor también podrá orinarse por problemas fisiológicos o simplemente porque no aguantan tantas horas como uno joven.

En estos casos, solo se necesita orientación por parte de un profesional canino sobre cómo gestionar eficazmente las conductas.

Conductas intensas o de raza.  Comportamientos que están dentro de lo normal o sobrepasan el límite. Un perro ladrador, el marcaje, la prelación, la hiperactividad…

En este grupo también estarían las conductas que podrían ser más normales por la raza (siempre que no se trabajen o se cubran sus necesidades). El perro pastor pastorear animales, otros perros, personas…

En estos casos se requiere la evaluación de la conducta y el asesoramiento y las pautas de un profesional canino para que los propietarios tengan una visión realista del problema. Así mismo será importante su involucración y constancia a la hora de trabajar esas conductas, para las cuales en muchas ocasiones necesitaremos: modificaciones del entorno y las rutinas diarias, gestión ambiental, modificación del comportamiento…

Todo ello para mejorar el nivel de vida tanto para los dueños como para el perro.Conducta problemática, verdadera o falsa?

Conductas anormales o patológicas. Son aquellas provocadas por trastornos emocionales o de salud mental. Estas se pueden haber desarrollado como resultado de factores genéticos, un entrono perinatal estresante, una socialización temprana insuficiente o nula, condiciones médicas que afectan la salud del cerebro y su desarrollo, eventos ambientales traumáticos, niveles de estrés alto…

Para estos tratamientos en indispensable la evaluación del problema, al igual que unos objetivos reales y alcanzables para obtener una mejora es su calidad de vida. En este grupo se enmarcarían problemas como la ansiedad por separación, miedos, fobias, comportamientos repetitivos anormales…

En estos casos es imprescindible la evaluación de la conducta y el asesoramiento de un profesional canino para planificar con el propietario un tratamiento. En el que se trabajaran la gestión ambiental, modificación del comportamiento y en ocasiones se utilizan medicamentos o productos naturales, para mejorar la patología subyacente y facilitar el aprendizaje. En estos casos tenemos que marcar unos objetivos realistas y acordes con el problema, será importante como mencionábamos anteriormente una gran involucración por parte del propietario.

Rubén Manzano  Díaz
Educador canino y técnico en TAA
Anuncios

2 thoughts on “Conductas problemáticas, aprender a identificarlas

Tu opinión es para nosotros lo más importante, déjanos tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s