Pautas para el entrenamiento con nuestro perro

En el entrenamiento de nuestro compañero, tenemos que tener en cuenta, factores tales como la consistencia, las repeticiones, el vínculo y el tiempo, son cruciales para ayudar a nuestro perro a aprender lo que se espera de él.

Cuando usted llamea a su perro,  mientras él está jugando con otros compañeros perrunos en el parque, es muy probable que no atienda a nuestros comandos, ya que esta enfrascado en el juego. En cambio si buscamos un momento en el cual podamos captar su atención, nos será mucho más fácil, que atienda a nuestro comando. Si no está seguro, de que el perro vaya a realizar el comportamiento que usted está pidiendo, no lo intente. Cada vez que tu perro no responde, su comando pierde efectividad y su perro aprende nuevas maneras de no atender a nuestro comando.

Pautas para el entrenamiento con nuestro perro

Cuando se entrena un comando nuevo, elegiremos  áreas de entrenamiento libre de distracciones hasta que su perro entienda realmente el comportamiento. Por ejemplo, practicar la ” permanencia ” en el medio de un parque, que nunca ha estado antes, o hay un nivel alto de distracciones, podría ser demasiado para el, si se esta iniciando en el ejercicio.

Aproveche las oportunidades para recompensar a su perro. Si su perro empieza a correr alegremente hacia usted, puede aprovechar ese momento para pedirle que acuda a nosotros, lo elogiamos por venir, a continuación, le dejamos en libertad para que pueda seguir jugando o olisqueando.

También tenemos que planificar las sesiones de entrenamiento, ya que si son muy largas, no serán divertidas para el perro, pudiendo no querer trabajar en sesiones futuras. Lo correcto es empezar con sesiones cortas; que el perro se quede con ganas de más.

El entrenamiento tiene que ser algo divertido para ambos. Si hacemos del entrenamiento algo monóto y aburrido,  tanto el perro como nosotros, seguramente abandonemos el entrenamiento antes de tiempo.

Pautas para el entrenamiento con nuestro perro

En muchas ocasiones pensamos que nuestro perro ya entiende el comportamiento que le pedimos, regañándolo sino lo realiza. Error, ya que seguramente el perro no comprenda el comando al 100%, con lo que tendremos que valorar si el comportamiento que entrenamos, tiene la consistencia suficiente, o si el perro lo entiende; en algunas metodologías de trabajo, hay una fase, “resolución de problemas o escalón” en la cual se le ponen al perro diferentes problemas, para ver si realmente comprende el comando.

El vínculo es necesario y muy importante, ya que sino nuestro perro no estará muy dispuesto a colaborar con nosotros. Entrenando se refuerza el vínculo, pero antes de eso ya debemos de haber empezado a trabajarlo en el. Realizando sesiones de vinculación, paseos agradables por el campo… también mejoramos el vinculo.

Recordar que después del entrenamiento, es importante realizar alguna actividad lúdica junto a nuestro perro, la cual le ayude a rebajar los posibles niveles de estrés que se generen.

Esperamos que os sea de utilidad;  nunca es tarde para empezar a entrenar con nuestro perro.

Rubén Manzano Díaz

Educador canino y técnico en TAA

Anuncios

Tu opinión es para nosotros lo más importante, déjanos tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s