Cosas que hacemos mal en los parques con nuestros perros

Cuando bajo al parque y observo a mis perras como juegan, me fijo muchos en las interacciones de los perros unos con otros; intento traducir lo que se dicen con sus gestos.

Pero últimamente mi atención se dirige a otro sitio.A los responsables de los perros; los dueños (no me gusta denominar dueño a la persona responsable del perro, ya que no nos pertenece, sino que es parte de nuestra familia).

En este artículo voy a comentar, a lo que mi parecer son errores, que cometemos con nuestros perros en los parques; tanto en los que son explícitos para nuestras mascotas (pipican), como los que no.

– Es común que la gente se piensa que como es un parque para perros ya puede dejar al perro libre sin control ninguno. No señor, es un parque para perros, pero igualmente tiene que controlar a su perro. Al igual que recoger los excrementos, que mucha gente se piensa que en los parques caninos no hay que recogerlos.

errores que cometemos en los parques con nuestras mascotas

– Otra cosa que no me entra en la cabeza. Quien diseña los Pipicanes? Esta claro que una persona que tiene perro, no. En algunos pipicanes he visto verdaderas absurdeces. Colocar bancos, mesas, barbacoas… Pero oiga, que yo sepa mi perro no ha aprendido a hacer una barbacoa; ni a sentarse con los amigos perrunos del parque en un banco a charlar.

En vez de tanto banco, poner más árboles para que los perros se puedan resguardar del sol ( Pinos, no!!! que luego viene la procesionaria), fuentes adaptadas para ellos en las que puedan refrescarse, algún tipo de aparato con el que puedan interactuar.

– Otro fallo, en algunas ocasiones son las dimensiones. He visto pipicanes, en los cuales no cabían más de 5 o 6 perros. Que pasa si tienes un perro un poco inseguro o miedoso? O que no quiere ni entrar, o que directamente al entrar pueda agredir por ver invadido su espacio.

Podría seguir, pero para los pocos sitios que tenemos para disfrutar con nuestros perros sin que nos molesten, mejor dejarlo aquí. Eso sí, tengo que decir que también existen municipios, los cuales disponen de Pipicanes pensados y hechos para perros. Agradecer la iniciativa a esos municipios que piensan en nuestras mascotas, y sirven de ejemplo para otros municipios.

– Igual que pasa en los pipicanes; en los parques normales se ve la misma práctica. Dueños charlando y perros sin control: Me parece genial, que tu paseo sea hablar con los dueños de otros perros, pero entonces no sueltes a tu perro para que corra a sus anchas sin control, es una imprudencia. Hay niños, niños con pelota, gente a la que no le gustan los perros… he visto perros que roban pelotas a niños y luego salen corriendo, y el dueño ni se entera. Perros saltando encima de otras personas sin control ninguno, y escuchas: No, no te preocupes que no hace nada!!! ya pero eso yo no lo sé, o simplemente no me gustan los perros.

errores que cometemos en los parque con nuestras mascotas

 – Luego esta la práctica de repartir chuches para todos los perros. Primeramente me parece algo grosero darle una chuche a un perro, sin preguntar antes a su dueño.Por diversos motivos: Puede ser que el perro tenga alergia a alguno de los componentes que tiene, que tenga un estomago delicado o simplemente que no queramos que coja premios de nadie; o veis a alguien dando chuches en un parque infantil a los niños.

Al igual que se puede crear un enfrentamiento entre los perros por el recurso de la comida.

– Soltar a perros agresivos o miedosos sin las medidas de seguridad necesarias y sin ningún tipo de control. Genial que quieras socializar a tu perro, pero esa no es la manera de hacerlo.

Poner prejuicios a perros por su raza. Los humanos somos increíblemente buenos en los estereotipos. Cogemos todas las características de la raza, y la generalizamos  a todos los de esa raza. Cada perro es un individuo único he inigualable; esta claro que tendrá rasgos característicos de la raza.

– Obligar a perros a jugar. He visto gente acercando a su perro a otro perro para que juegue. Como vamos a obligar a jugar al perro, le hemos preguntado si quiere el jugar. El perro es un animal sociable, por lo que si él quiere jugar lo hará, no tenemos que obligarle ya que podemos generar enfrentamientos y malas asociaciones con el otro perro.

errores que cometemos en los parques con nuestras mascotas

– Debemos respetar el mobiliario urbano. Perros que muerden arbustos, destrozan riegos, orinan en todos los bancos, farolas, papeleras…

La orina contiene: agua, sales minerales, urea, ácido úrico, cloruros, amonio…  Si todos los perros orinaran en las papeleras, farolas, estás se deteriorarían muy rápidamente, al igual que el olor que desprenden.

El principal problema es la dejadez de los dueños de querer interactuar con sus perros y dejarlos sueltos sin ningún tipo de control.El paseo es para los perros.

Rubén Manzano Díaz

Educador canino y técnico en TAA

Anuncios

3 thoughts on “Cosas que hacemos mal en los parques con nuestros perros

  1. Hola! Buen post 🙂 Tengo una duda y quería saber si me podías ayudar: Mi perrita Lupe es una yorkshire de 7 meses y es bien miedosa (nació en la casa de mis suegros y nos llegó a los 4 meses -así que no pude encargarme de socializarla como hubiera querido-). En general es un dulce, aunque un poco muy tímida y asustadiza para mi gusto, que preferiría verla feliz interactuando con perros y personas.
    El tema es que ya ha pasado como 3 veces que algún perro -cachorro, lleno de energía- quiere jugar con ella y se siente tan presionada, asustada, que le gruñe y hasta ha intentado tirar un mordisco. Sé que con sus 2 kilos de peso no es un gran peligro, pero me da miedo que eso provoque al otro perro a morderla de vuelta. Pensé que solo le pasaba con animales mucho más grandes que ella (como el mezcla de pastor alemán y boyero de mis papás, que tiene su misma edad pero es enorme y juguetón), pero hace un par de días hizo lo mismo con una pug apenas mayor 😦 Ayuda?

  2. Hola Kami, como tu bien dices tienes un perra insegura, por lo que es normal que reaccione así con perros cachorros o muy juguetones, ya que en ese momento en que el perro se acerca tan nervioso, tu perra lo interpreta como una amenaza con la que no se siente cómoda, por eso el gruñido para avisar que esa situación no le gusta y si persiste puede ser que marca o avise lanzado mordiscos.
    En este caso me hes complicado ayudarte sin ver el probármela in situ, ya que los problemas de (gestión emocional) miedos son delicados de tratar, siendo necesario la ayuda de un profesional para que te ayude.

Tu opinión es para nosotros lo más importante, déjanos tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s