Peligros de la navidad para nuestro perro: Recomendaciones

perro+navidad+recomendaciones+cuidadosEn estas fechas que estamos, de festejos y regalos que casi todo el mundo disfruta, hay un miembro de la familia que lo pasa verdaderamente mal, nuestras mascotas, y más concretamente, los perros.

En artículos anteriores, hablábamos de la importancia de enseñar a gestionar estímulos negativos a nuestros perros, raro es el perro que no se asusta al escuchar un fuerte ruido, si antes no le hemos enseñado a gestionarlo.

Bueno centrándome en el tema, estas fechas son complicadas para nuestras mascotas por numerosas razones.

 Debido a su hipersensibilidad auditiva, nuestros perros  no reciben demasiado bien los ruidos provocados en estas fechas por el uso de la pirotecnia, músicas a niveles altos, gritos y jolgorios

Todos estos ruidos generan miedo en el perro o incluso puede generarles pánico lo cual nos puede llevar a tener un susto durante el paseo pues el can podría escaparse y huir despavorido al escuchar un estruenduoso ruido corriendo en dirección a casa o buscando el sitio más recóndito  para refugiarse. También puede generar conductas de agresividad, aullidos, entre otras.

Por otra parte también tenemos que sumarle, que nosotros durante las festividades acumulamos más estrés, aunque en muchas de las ocasiones sin apenas darnos cuenta, por numerosas razones como por ejemplo el hecho en sí de tener menos tiempo para nosotros, tener que preparar las celebraciones, salir de compras, etc.  Todo este estrés lo transmitimos al perro por lo que también afecta en su conducta.

 Todo esto se traduce en menos tiempo para el perro y afecta directamente sobre sus rutinas sin entender éste el motivo por el cual tenemos menos tiempo para él o por el que recibe menos atención e incluso pasa más tiempo sólo.

Tenemos que tener también especial cuidado con los adornos navideños y figurillas tan llamativas para nuestras mascotas, podrían confundirlo con juguetes siendo peligroso para ellos. También prestaremos especial atención de no dejar alimentos típicos como el turrón o los mazapanes a su alcance como puede ser típico dejar una bandeja sobre la mesa, pues a nuestro despiste podría cogerlos siendo el dulce especialmente peligroso para ellos aún más si nuestro perro es diabético.

Ahora os dejaremos unas recomendaciones que podéis llevar acabo para ayudar a pasar lo mejor posible estas navidades a nuestros perros.

En casa:

perro+arbol+navidad

  • Intentaremos buscar el sitio más tranquilo y alejado de ruidos para que el perro permanezca en el, aunque muchas veces los perros son ellos mismos los que seleccionan su lugar de seguridad (debajo de la cama, detrás del sofá).
  • Podemos dejar la televisión o la radio encendida, para camuflar  un poco el sonid

  • o exterior
    .
  • Le dejaremos algún juguete familiar para él, con el que pueda jugar o mordisquear, así como algún juego interactivo tipo Kong, con sus premios favoritos.
  • Le prestaremos la misma atención y cariño que durante todo el año, o incluso más, pudiendo pasar más tiempo con él y realizando algún paseo extra (en horas tranquilas) 
  • No dejaremos a su alcance alimentos típicos de estas fechas tan dañinos como suculentos para ellos al igual que cualquier adorno navideño. En el caso de que coloquemos luces, recomendamos esconder los cables para que no los muerda y evitar pueda electrocutarse.

En la calle:

  • Intentaremos buscar los sitios o parques más tranquilos para pasear a nuestras mascotas(tarea difícil en estas fechas), teniendo en ocasiones que coger el coche para desplazarnos o buscar una zona de campo alejada de la ciudad y donde poder disfrutar de un agradable paseo.
  • Si soltamos a nuestro perro no le perderemos la vista puesto que no sabemos cuándo pueden tirar un petardo, y en ese caso nuestro perro se asustará y correrá despavorido a buscar un refugio donde esconderse, cruzando calle y carreteras si es necesario, con el peligro que ello conlleva.
  • Si tenemos un perro miedoso ya de por sí, tendremos precaución al pasearlo y revisaremos todo el material para comprobar que no esté en mal estado porque, ¿a quien no se le ha roto una correa o se le ha salido un collar en el momento más inoportuno? podemos llevar al perro con una correa al collar y otra al arnés atándonos una de ellas a nuestra cintura para mayor seguridad.

 Aparte de todo esto, en los casos más extremos  también podemos consultar con nuestro veterinario, para que nos recete algún tranquilizante o sedante para intentar tener al animal en un estado de calma.

 Además puedes decantarte por cosas no farmacológicas, como las flores de Bach, la aromaterapia, la camiseta “Thundershirt” (o similares), los masajes de Tellington Ttouch y las feromonas de DAP.

Rubén Manzano

Educador canino y técnico en TAA

Anuncios

2 thoughts on “Peligros de la navidad para nuestro perro: Recomendaciones

Tu opinión es para nosotros lo más importante, déjanos tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s