perro+miedo+fobiaLos perros que han sufrido algún trauma suelen tener miedo a muchas cosas por la inseguridad que han sufrido. Suele ocurrir en perros maltratados o abandonados por su amo al que querían, y eso les ha dejado un trauma que será difícil de superar.

 Cuando adoptamos un perro abandonado en algunas ocasiones puede que tenga un trauma y sufra algún miedo bien con algo en concreto o por el contrario con muchas cosas. Superar estos miedos en algunos casos cuesta mucho, aún más si el perro ya es adulto, y por ello se requiere de tiempo y paciencia para trabajar dichas fobias.

 Es esencial que el nuevo dueño se muestre seguro hacia lo que el perro teme para que éste vaya cogiendo confianza de nuevo. Las recompensas son una parte clave para obtener resultados positivos con más rapidez.

 Es posible que la mayoría de perros traumatizados se sientan seguros en casa y no quieran estar solos o no quieran abandonar el hogar para salir de paseo. En el caso del miedo a quedarse solo se necesita mucha paciencia ya que el perro se puede volver destructivo y no queremos que esto ocurra. Necesitamos hacer pequeños ejercicios introductorios donde el perro se vaya quedando solo durante periodos muy cortos de tiempo, empezando con unos 2 minutos para poder valorar su reacción y ampliando gradualmente el tiempo. Poco a poco el perro irá asimilando que siempre volverás a casa e irá asimilando mejor el simple hecho de quedarse solo.

 En el caso del perro que odia el paseo porque se aleja del hogar, es posible que tenga miedo porque cree que quizás no va a volver. Debemos conseguir que el paseo sea ameno, socializarlo con otros perros y volver rápido a casa para que vea que el paseo es divertido y que siempre se volverá a casa.

 Si el trauma al que nos enfrentamos es demasiado fuerte seguramente se necesite la ayuda de un profesional que pueda entender como empezó ese miedo y pueda solucionarlo de manera eficaz sin que nos sintamos deprimidos o frustrados al ver que la situación no mejora.

 Cuando trabajamos las fobias en un perro tenemos que saber que la recuperación  no es siempre del cien por cien. En algunos de los casos, si el miedo es muy severo, puede que el perro no se recupere del todo pero si lo suficiente para poder llevar una vida de lo mas normal, tanto los canes como los dueños.

 En el caso de un perro con miedo a los ruidos será difícil obtener un resultado en su recuperación del cien por ciento ya que en muchas de las ocasiones no tenemos la posibilidad de reproducir esos sonidos  o no podemos simplemente regular la intensidad del estímulo sonoro.

Os animamos a trabajar con vuestro perro con el objetivo de curar estos miedos ya que un perro con fobias no puede llevar una vida plenamente satisfactoria al igual que nosotros tampoco podemos hacerlo a la hora de pasear con el.

 Este tipo de trabajos suelen ser de larga duración en el tiempo pero con resultados más que reconfortantes tanto para el perro como para nosotros.

 

Rubén Manzano Díaz
Educador Canino y técnico en TAA
 
No olvides dejarnos tus comentarios y suscribirte a nuestro blog 

3 Comentarios

  1. katita1686

    Escribo porque hace una semana encontré un perrito en la calle y me gustaría que viviera conmigo. El problema es que yo ya tengo un perro (tiene 2 años 3 meses) en mi casa que lo adopté de la calle, y este perro que encontré le gruñe al mío cuando este se le acerca, se aleja de él y se pone de espaldas, como que está a la defensiva. Sorprendentemente hoy jugó con un perro que resultó ser un cachorro, y no hubo ningún problema, por lo que pienso que le teme a los perros adultos.

    Mi pregunta es si hay alguna posibilidad de rehablitar a este perrito y enseñarle que tiene que jugar con los adultos también, qué disponibilidad de horario tienen, en qué consiste el tratamiento y cuánto sale la consulta.

    Responder
  2. brujaedea

    Y cuando tienen miedo y se encuentran a la defensiva con los niños, cómo hay que actuar?.
    Yo tengo un bóxer adoptado y es estupendo, todo genial, exceptuando los niños en particular entre 10-12 años….. Y claro, al ser bóxer se me hace un tanto extraño ese comportamiento. Consulté a sus anteriores dueños y no supieron decirme… Únicamente comentaron antes de adoptarlo que se llevaba bien con los niños, q es lo mas normal en esta raza por mis previas experiencias.
    Qué nos recomendais hacer…?.
    Gracias anticipadas.
    Un abrazo!.

    Responder
    • deperroaperro

      Brujaedea no hay una fórmula mágica. En el caso que nos dices es más probable que se deba a algún asociamiento negativo y habría que analizar de donde deriva el problema y plantear un trabajo de modificación personalizado para lo que te recomendaríamos contactases con algún profesional de tu zona. Recuerda que un profesional no te dará precio sin valorar personalmente la conducta y no debiera cobrarte por esa primera visita de valoración. Si necesitas más información para encontrar a un profesional no dudes en escribirnos a info@deperroaperro.es

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El envío del presente formulario implica que ha leído y acepta nuestra Política de Privacidad y Protección de Datos.

dieciseis − siete =

Apúntate a nuestro Newsletter

No te pierdas ninguna novedad en nuestro Blog,
además suscribirse a nuestro boletín, tiene premio.

Pronto regalaremos a todos nuestros suscriptores un Ebook muy interesante.

Post Relacionados:

Comunicación canina: El juego del teléfono escacharrado

En el post de hoy hablamos de algo tan importante como es la comunicación con nuestros perros, un tema del que ya hemos hablado en post anteriores pero no desde el punto de vista desde el que hoy os lo presentamos. En el post de hoy concretamente vamos a hablar sobre el código de comunicación que cada uno empleamos con nuestro perro y las distorsiones que se pueden crear si dentro de la unidad familiar no utilizamos el mismo código de comunicación.

leer más
×