La motivación del perro

A la hora de escribir este articulo, me paro unos segundos reflexiono, y se me viene una pregunta a la cabeza, ¿Qué es la motivación?.

Buscando esta es la definición que encuentro “La motivación implica estados internos que dirigen el organismo hacia metas o fines determinados; son los impulsos que mueven a la persona a realizar determinados acciones y persistir en ellas para su culminación”.
Conociendo un poco mejor el significado de la motivación, ya lo entiendo todo mucho mejor; y ¿si aplico esto con mis perros?
  
 
Tengo una perra de nombre Pipi, que tiene obsesión por las pelotas de tenis, algunas veces he pensado lo que llegaría a hacer por atrapar la pelota.
 
Cuando juego con ella a tirársela para que la cobre o a escondérsela para que la busque, es digno de ver lo que es capaz de hacer para buscar la pelota o atraparla, desde saltar bancos, arbustos, otros perros… a meterse entre huecos que jamás pensaría que cupiese.
 
En ocasiones cuando solo salgo a pasear, no toca ni entrenar ni jugar, Pipi muy lista ella permanece un rato a mi lado y luego se dedica a buscar pelotas que han perdido otros perros(en ocasiones he vuelto a casa con 2 o 3 tres pelotas de más).
Cuando suelto a otra de mis perras en un circuito de agility se pone como loca y empieza a subir por la pasarela, la empalizada a saltar, por el hecho de que le gusta y resulta auto satisfactorio para ella como comentaba antes.

 Esta actividad motivada o acción motivada es como un circuito cerrado en el que se pueden distinguir 3 momentos: el motivo, la conducta motivada, disminución o satisfacción de la necesidad.

Entendemos pues en el ejemplo de Pipi que la pelota es el objeto o factor que motiva a mi perro (el motivo; algo que nos impulsa a actuar); Toda la acción que realiza desde que lanzo la pelota hasta que la consigue y momento en que la perra pone todos sus sentidos  para conseguir la pelota es la conducta motivada y una vez que la consigue  y por tanto disminuye su motivación es la satisfacción de necesidad.

  Conociendo mejor la motivación y como funciona, tenemos que saber los tipos que hay:
  
  - Funcional: Que empuja al individuo a realizar una acción buscando satisfacer un fin practico y material. El ejemplo de mi perro con querer atrapar la pelota serviría como ejemplo en la motivación funcional.
  - Integrativa: Se refiere a la felicidad que implica la realización misma de las cosas, la satisfacción de deber cumplido.
  Un ejemplo es el caso de los perros que realizan agility para divertirse sin llegar a ser de competición. Realizan el ejercicio o superan los obstáculos por el echo de que les gusta y se convierte en algo auto satisfactorio para ellos.
 
  entrenamiento+perros+madridTambién podemos hacer una gestión avanzada de la motivación en el perro, mediante presiones y canalizaciones de la misma:

  - Canalizaciones: Canalizar es recoger el caudal de motivación presente en el perro y orientarlo eficazmente, es decir encauzarlo. La motivación puede ser positiva o negativa. Usamos las ganas de hacer del perro como “combustible”; creamos o aprovéchanos una motivación presente para, a partir de la conducta natural que el perro daría como respuesta a esa motivación, moldear y dar empuje a una acción que nos conviene.

  Gradual:Damos una salida progresiva a la motivación, con lo que obtenemos una ejecución muy concentrada durante un periodo relativamente largo de tiempo, como puede ser el Junto.

   Total: sacamos bruscamente todo el empuje de la motivación acumulada en el perro, como puede ser en la llamada.

  – Presión de la motivación: De forma natural el perro al llegar a un cierto nivel de motivación actúa para darle salida, si expedimos que al llegar a ese nivel pueda actuar y seguimos “cargándole” de impulso conseguiremos un nivel especialmente alto de motivación que, al ser liberado nos permitirá una conducta mas rápida, entusiasta y espectacular de la que el perro de forma natural aportaría. La forma de hacerlo es mediante presiones de la motivación cuando mantiene o aumenta las ganas de expresar (empuje) la motivación que manejamos.

  Estas pueden ser de dos tipos:

       Presión pasiva: La presión pasiva comprime la motivación que estamos usando impidiendo su salida pero manteniendo su carga, lo que genera mayor impulso al liberarla. Las medidas de presión pasiva son acciones que van en contra de la dirección de la conducta motivada del perro, que le impiden actuar como desea pero sin afectar las ganas de hacerlo.

      - Presión activa: La presión activa es el conjunto de medidas que aumentan el impulso del perro cuando en dirección a la conducta que el perro desea dar. Cuando una conducta esta muy motivada casi cualquier carga motivacional que generamos en su dirección de salida será canalizada hacia esa conducta salvo que el perro haya sido condicionado a responder de otra manera a esa carga concreta o la respuesta natural del perro a la carga sea opuesta a la conducta inicialmente motivada. Se puede entrenar al perro para mejorar la canalización de determinadas cargas emocionales hacia las conductas objeto de interés.

Que mejor que cada dueño para conocer lo que motiva a su perro, y la escala de valores de motivación que tienen para el.

Esta claro que hay perros que les motiva la comida a otros el juego y otros los elogios de su dueño, pues cada uno es diferente.

Sabiendo lo que motiva a nuestro perro, tenemos que establecer una escala de motivación; tener claro que no todos los perros se motivan con las mismas cosas y que no todas tienen el mismo valor de motivación.

Primeramente buscaremos el mayor motivador de nuestro perro comida, juego o elogios. (Puede haber más motivadores que los nombrados, cada dueño tiene que saber identificarlos)

  Pondré un esquema a modo ejemplo con una de mis perras.

                         
 

  Este esquema nos sirve para saber que es lo que mas le motiva y podemos utilizarlo a la hora de trabajar con nuestro perro.

  También depende mucho la soltura de cada dueño, a la hora de motivar al perro. Espero que este artículo os sirva para poder conocer un poco mas a nuestros grandes compañeros.

Rubén Manzano Díaz
Educador canino

Suscríbete a nuestro blog y síguenos en las redes sociales

Bibliografía:
- Adiestramiento Canino Cognitivo-Emocional (Carlos Alfonso López García)
- Universidad de Sevilla (Estudio sobre la motivación)
About these ads

Tu opinión es para nosotros lo más importante, déjanos tu comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s